Embarazo anembrionario

Embarazo anembrionario

Embarazo anembrionario

Especialistas coinciden en que el origen del embarazo anembrionario es idéntico al del embarazo normal, de modo que al inicio se forman el embrión y el saco que le rodea. Sin embargo, durante las primeras 12 semanas puede registrarse un error generado, en la mayoría de las ocasiones, por malformación de los tejidos del óvulo o del espermatozoide o porque durante la fusión de ambas células y su división se generaron daños considerables en la información genética del futuro bebé.


Cuando esto ocurre, el embrión muere inevitablemente y el cuerpo de la madre absorbe sus células dando lugar a una bolsa vacía, comúnmente llamada "huevo huero", que crece por algunas semanas más y sigue produciendo hormonas que impiden el desalojo de la placenta y el ciclo menstrual. Por esta razón, parece que la gestación continúa su curso normal y presenta resultado positivo en pruebas de embarazo.

El embarazo anembrionario es una clase de aborto común que no conlleva ninguna implicación reproductiva para la mujer. Después de tres o cuatro meses, puede volver a intentarse el embarazo, lográndolo con éxito en la mayoría de los casos en los próximos meses.

Sólo si se presenta de manera repetitiva, 3 o más abortos, anembrionarios o no, puede suponer algún problema reproductivo que deberá ser evaluado por un especialista.

  • El embarazo anembrionario no se puede evitar de ninguna forma y en la mayoría de los casos sólo se produce una vez. Por tanto, la mujer podrá tener un embarazo normal si vuelve a intentarlo.

Quiero mandar todo mi animo y mi cariño a todas las parejas que han pasado por esto, es duro, pero tener fé que llegara vuestro bebé .

Estamos a vuestro lado!.